martes, 19 de noviembre de 2013

Aclaración sobre endulzantes

Antes de seguir escribiendo recetas quisiera hacer una aclaración sobre los endulzantes.

Como ya escribí aquí, utilizo estevia para endulzar porque no daña a los dientes y ya estaba harta de ir al dentista (por muy amable que fuera). Desde que dejé de tomar azúcar, miel y otros tipos de endulzantes de este estilo (como siropes y jarabes) no he tenido problemas con nuevas caries. 
 
Foto: cuidandomimundo.com
De todas formas reconozco que la estevia no endulza tanto como los otros endulzantes, ya que aumentar la dosis no implica mayor dulzor, sino que aumenta el sabor de fondo de la estevia y resulta un tanto amargo, por lo que además resulta difícil de dosificar. Muchos productores de edulcorantes a base de estevia se han dado cuenta de esto y han fabricado productos fáciles de dosificar, pero que en parte contienen otros ingredientes no aptos para el uso que se le quiere dar a la estevia (como azúcares, enmascarados bajo nombres como maltodextrina, dextrosa - que no es otra cosa que glucosa - y similares, o incluso fructosa - azúcar de fruta). Estos productos parecen más baratos que la estevia pura (yo uso el polvo blanco: steviolglycoside), pero si consideramos que la dosificación es de 1:1 respecto al azúcar y que a cambio 1 gr de steviosid equivale a 300 gr de azúcar, podemos darnos cuenta fácilmente de que la estevia pura sale a la larga mucho más barata, aunque en un primer momento el desembolso de dinero sea superior (a mí un kilo de estevia me dura lo menos tres años).

A pesar de todo hay mucha gente que no es amiga de la estevia, pero esto no es ningún problema. Incluso sin necesidad de utilizar azúcares ni edulcorantes químicos es posible lograr el grado de dulzor deseado rectificando las recetas con estevia con otros endulzantes naturales. Las ventajas son que mantenemos los beneficios de la estevia, no notamos ese sabor de fondo y nos sale más económico que si usáramos exclusivamente esos endulzantes naturales (me refiero al xilitol y al eritritol).
xilitol de madera
El xilitol también se conoce como azúcar de abedul
Foto: www.xilitol.es

Y esto es precisamente lo que quiero aclarar: Mis recetas se pueden rectificar fácilmente añadiendo simplemente unas cucharadas de xilitol (al menos esto es lo que yo uso), depende de cómo os guste de dulce. Pero os aconsejo que no abuséis del xilitol, ya que (al principio, hasta que el cuerpo se acostumbra) tiene efectos laxantes, y además os digo por experiencia que las cosas demasiado dulces pierden su sabor, sólo saben a eso, a dulce. Haced la prueba y al cabo de pocos meses veréis cómo descubrís sabores que antes estaban enmascarados por el dulzor, y ya no querréis comer cosas tan dulces como antes.

Aparte de esto están los beneficios para la salud de los dientes, de los intestinos (como cándida) y la posibilidad que le abre a los diabéticos de endulzar de forma natural. Pero ya que no soy experta en temas de nutrición, me abstengo de dar recomendaciones en este sentido, sólo puedo hablar sobre mi experiencia respecto a los dientes.

El xilitol sirve incluso como colutorio bucal, ya que impide que las bacterias actúen sobre los dientes, impidiendo así la formación de caries. En casa nos enjuagamos la boca con xilitol antes de acostarnos, simplemente enjuagar, escupir y ¡a la cama!, ¡buenas noches!



A continuación os muestro una tabla con las ventajas e inconvenientes de la estevia, el xilitol y el eritritol:



Estevia
Xilitol
Eritritol
Ventajas
Edulcorante vegetal
Edulcorante natural Edulcorante natural


Sin calorías


Pocas calorías




Dosificación 1:1 como azúcar




No daña a los dientes Protección especial contra caries No daña a los dientes


No influye el nivel de insulina
Influencia leve en el nivel de insulina
No influye el nivel de insulina


300 veces más dulce que el azúcar




       Desventajas Falta de volumen para bollería Poder edulcorante levemente inferior al azúcar Poder edulcorante claramente inferior al azúcar (aprox. 70%)


Difícil de dosificar, la sobredosificación deja un sabor de fondo
Sólo contiene un 50% menos calorías que el azúcar






Poder laxante a partir de 0,5gr / kg de peso corporal
Poder laxante a partir de 1gr / kg de peso corporal






No apto para bebés y mujeres embarazadas

Ahora depende de vosotros lo que querías usar.

Y aquí me despido por hoy, que ya está bien ;-)

Que tengáis un día muy dulce, ja, ja.







7 comentarios :

  1. Muchas gracias por la aclaración Rocío.

    ResponderEliminar
  2. Hola Rocío, he. Leído tus artículos, pero veo q el distribuidor del steviosid es alemán y yo en ese idioma tengo dificultad para la comprensión de todas las características, podrías decirme si hay algún otro proveedor q comercializa el producto, en ingles tb me vale....
    Pues sí como dices para las tartas y pasteles vale, es justo lo q yo necesito gracias....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, si lo que te interesa es saber más acerca de la estevia puedes mirar aquí: http://www.eustas.org/index.php?Itemid=24

      Si lo que quieres es comprar la estevia y no entiendes las condiciones del distribuidor, podría ayudarte. De momento estoy a la espera de la respuesta de mi distribuidor. Quizás también puedan ofrecer información en español o inglés

      Eliminar
  3. Muchas gracias Rocío,
    Tengo todavía de una amiga q me trajo de Alemania natural sin otros elementos.....cuando se me vaya acabando te digo.
    Gracias por tu ayuda

    ResponderEliminar
  4. muy interesante lo del xilitol, lo conocía sólo de los chicles (que no consumo) y siempre pensé que era nocivo. En cualquier caso lo del efecto laxante no acaba de gustarme pero... a todo se acostumbra uno ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El efecto laxante es si tomas mucha cantidad, pero en mis recetas lo uso sólo para rectificar el dulzor que no consigo con la estevia y quitar el sabor de fondo de la estevia. Además el efecto laxante se pasa una vez que un@ se acotumbra. Yo siempre llevo una cajita de caramelitos de xilitol en el bolso (cosa que no he hecho nunca, llevar caramelitos en el bolso) por si vamos a algún sitio y comemos algo que tenga azúcar, así no ataca a los dientes, aunque procuramos evitar el azúcar, pero a veces la tentación nos puede ;-). Y ahora un anécdota: en Zürich hay una heladería vegana que es de las de tentación. Tienen montones de clases de helado de fabricación casera, algunos sin azúcar (pero con dátiles y jarabe de arce, que para los dientes es igual de nocivo. Es una de las ocasiones en las que nos tomamos a continuación el caramelito), bueno, pues una vez se les ocurrió probar a hacer helado con xilitol (o sea, donde ponía "azúcar" usaron la misma cantidad de xilitol), sólo tengo que decirte que cuando me lo contaron se alegraban de haberlo probado ellos antes de ponerlo en venta, lo que no sé es cómo se las arreglaron para ir al servicio todos al mismo tiempo, ja, ja :-D

      Eliminar

Tus comentarios y propuestas son bienvenidos y dan alegría e inspiración a "Las cosas de Rocío". Gracias.